Las instalaciones y la mano de obra con que cuenta el Astillero para la reparación o transformación del casco y maquinaria de los buques son únicas en Argentina. El Astillero Río Santiago cuenta con un dique flotante de 170 metros de largo y  26 metros de manga, con capacidad de izado de 7.500 TN, con dos grúas en ambas bandas de 10 TN de izado cada una. De este modo, se convierte en el único dique flotante del país con estas características.
El área de reparaciones posee un muelle con una extensión de 1000 metros y una profundidad de 31 pies, con capacidad de grúas de hasta 250 TN, con la provisión técnica de talleres de mecanizado, electricidad y calderería.
Esta infraestructura posibilita reparaciones de buques de gran porte, pudiendo citar como algunos ejemplos, las efectuadas a embarcaciones petroleras pertenecientes a distintas compañías, el mantenimiento de la flota "Buquebus" y los trabajos realizados periódicamente a la Fragata ARA Libertad, luego de su reparación de "Media Vida".